TIPOS DE PELUCONES



El pelucón certificado  debe tener tres cualidades o características básicas: FORTUNA ECONOMICA, APELLIDO ELEGANTE, Y APRECIO SOCIAL.
La fortuna económica es tener lo suficiente como para que el Carlos Marx Carrasco te haga declarar el patrimonio,  puedas mantener al menos dos casas, y no tengas deudas con nadie.
El apellido elegante debe sonar siempre aristocrático, europeo o largote. La fonética importa incluso, pues un apellido extranjero y respetable si suena mal, se jode. 
Aprecio Social es no haberla cagado estafando a tus conocidos, amigos o parientes mediante algún fraude inmobiliario, o de cualquier otra especie.
Hay otras características menores, como son tener buena pinta, u odiarle al Presidente Correa. Pero estas son una especie de plus, porque no todo pelucón tiene buena pinta, ni tampoco le odia al Presidente Correa.
Además  LOS PELUCONES se clasifican en dos especies que son los pelucones verdaderos y los pelucones falsetas. También hay algunas categorías menores que definiremos al final de este tratado.
LOS PELUCONES VERDADEROS son aquellos señores que en efecto poseen fortuna, apellido respetable y un montón de amigos que se mueren por que los inviten a sus casas para salir en alguna revista. A su vez, estos pelucones reales  se subclasifican en pelucones honorables y en pelucones corrompidos.
LOS PELUCONES VERDADEROS Y HONORABLES son aquellas damas y caballeros que teniendo apellido, prestigio y fortuna, no se ahuevan a declarar su patrimonio porque tienen cómo demostrarlo. Suelen tener una herederas buenotas, distantes, inaccesibles y que a veces caen enamoradas de algún aspirante a pelucón que se pasará el resto de su vida vendiéndole las herencias como único oficio.  También hay unas fieras y les suele pasar lo mismo.  Las únicas debilidades de los pelucones honorables son:
a) La historia (porque posiblemente haya un bisabuelito que se hizo liberalmente de algunos latifundios); y
b) La genealogía, porque por más que digan lo contrario entre los miles de antepasados que por obligación se tienen para existir, siempre habrá un indio purito o un recontra cholo.  Lo cual no es malo, pero un pelucón verdadero te declara hasta las offshore pero nunca una abuelita rocota.
LOS PELUCONES VERDADEROS Y CORROMPIDOS son aquellos seres que han nacido en cuna de pelucón verdadero honorable, pero aprendieron a drogarse antes que a multiplicar la fortuna familiar. Son una variación del tipo hijito de papi, pero inútiles y vagos y que solo sirven para dar mal ejemplo.  Son aquellos que si no tuvieran el apellido del taita y de la mamá no serían nada, porque efectivamente no tienen ninguna otra virtud que sus apellidos y la herencia que irán malgastando con velocidad dramática.  Tampoco aceptan tener un runa en la familia, pero se tiran a la primera chola o incluso vacilan con el chofer.  Con el tiempo terminan siendo una especie de pelucón falseta.
LOS PELUCONES FALSETAS, éstos a su vez se dividen en los que cumplen con al menos un requisito y los que no cumplen ninguno.
Entre los primeros están los de apellido respetable y fortuna, pero que perdieron el aprecio social por varias razones que van desde la estafa, hasta el casarse con una sobrina.  Hay otros que tienen fortuna, y aprecio social, pero no tienen un apellido que la historia o la costumbre reconozcan como elegante. Igual les invitan a las farras peluconas, pero no faltará la vieja que murmure algo en contra del “cholo esefffs”. Otritos tienen prestigio y apellidazo pero están chiros sea por ser honrados, haber malversado 1a herencia, o lo que sea. Algunos viven de las glorias pasadas y otros de sus mujeres.  Y así algunas otras variaciones entre las que estamos la mayoría de ecuatorianos.


Entre los segundos que son los Pelucones Falsetas que no tiene ninguna característica, los hay de todos los colores y tallas. Como todo falseta, ansían con desesperación que les consideren pelucones. Su única muestra de burguesía consiste en odiarle al Presidente y en estar “preocupados por el tema de las expropiación de tierras”, cuando estos pendejos no tienen tierra ni en las uñas. Se cabrean públicamente con el SRI pero no llegan ni al mínimo para declarar nada y más bien deberían ir a cobrar el bono de desarrollo. Se las dan de derechoso cuando los verdaderos derechoso no les paran ni bola. Con las justas entran al directorio de alguna cámara de la producción, pero si el gobierno  decidiera regalarles plata o darles un crédito blando con la CFN lo aceptarían felices, pero solo por “generar empleos”.  Dicen ser hijos de diplomáticos aunque haya sido algunito de cargo político en Haití,  y alardean de algún antepasado francés  aunque haya sido Papillón.  No tienen fortuna y viven endeudados, no tienen apellido aristócrata y de eso se hacen los cojudos porque no les queda de otra, mucho menos tienen prestigio social, salvo el haber sido dirigente barrial o de alguna cooperativa de taxis de la que se fueron por no tener taxi.
Muchos de estos wanna be pelucón consiguen hacer dinero (algunos contrabandeando telas desde el Brasil) y son los típicos políticos mediocres que logran la dirigencia nacional del partido cuando el partido ya no vale para nada.
Entre las categorías menores, están:
Pelucón  comparativo: Es aquel que tiene el mejor carro del multifamiliar.
Pelucón ipsofacto: Es aquel que siendo chiro,  fracasado e incumplido  toda su puta vida empieza a ganar contratos gigantes con el Estado.
Pelucón holograma:  El que apenas les ves te das cuenta de que es falseta.
Pelucón Humus: El que tiene mierda arriba y gusanos abajo.
Pelucón aquí estoy: Es el que no se contenta con ser Pelucón Verdadero, sino que hace todo lo  posible porque lo noten, sea por el uso de alguna capa colorida de alguna orden centenariamente inútil o cualquier otra farfullada ridícula.
Pelucón camuflado: El que tiene pánico de los secuestros o de la ex mujer.





TIPOS DE PELUCONES TIPOS DE PELUCONES Reviewed by S O S on 10:16 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.