EL INSTINTO COMO FORMA DE ENTENDER LO QUE ES LA DEMOCRACIA



Esta palabra se parece mucho a  la palabra dios.  Cuando te gusta o te hace sentir cómodo (o al menos otros están peor que tú) entonces vives en democracia y quienes están en desacuerdo son fachos; cuando te sale todo bien (o le pasó algo malo a quien detestas o envidias), agradeces a dios y quienes están en desacuerdo  son herejes.  Tanto se puede acoplar la palabrita democracia o la palabrita dios a tu realidad que democracia es todo lo que haga el partido político que te gusta y  dios resulta  ser un jugador de fútbol que hizo goles hasta con la mano de dios.  Puestos en este punto entenderemos porqué cuando se habla de política y de religión al final la gente se manda para el carajo, se enojan los parientes, lloran las cuñadas, se resiente el amigo, se atraganta el vecino y en definitiva, se jode la reunión y quedas pésimo.

Pero centrémonos en DEMOCRACIA.  Sin duda la DEMOCRACIA es una sensación que no logramos definir bien, entre otras cosas porque en la historia su significado y aplicación ha ido cambiando desde los griegos, pasando por Inglaterra, luego en Estados Unidos. Desde el siglo V antes de Cristo hasta la presente fecha algo tendría que haber cambiado, digo. Luego aterrizó por acá como toda tecnología importada y sin un claro manual de uso,  llegó  a esta ingenua tierra petrolera que añora un Bolívar que quería ser Presidente Vitalicio o un Alfaro que dijo que no perdería con papeleta lo que ganó con bayoneta. A esta natural evolución súmenle el abusivo uso de la palabrita en millones de discursos.

Pero vamos, somos los ecuatorianos muy pendejos en muchas áreas, pero tenemos un gran instinto por lo que es justo. Que nos hagamos los cojudos cuando el árbitro nos regala un penal, no significa que no nos demos cuenta de lo que es la justicia, y justo porque caemos en la cuenta del error a nuestro favor es que nos hacemos los cojudos. Así que pendejos en esa parte de la convivencia no somos: podemos distinguir el bien del mal.

A veces he creído que es por causa de la ideología que muchos han preferido volverse ciegos ante lo que es ético y moral. Cuando el asalto es de la “derecha” reclaman los de la “izquierda” y los honestos seres que creen en la derecha no encuentran falla alguna; cuando el asalto es de la “izquierda” reclaman los de la “derecha” y los honestos seres que creen en la izquierda tampoco encuentran la trampa.  Es más cada bando, me parece, justifican sus mañoserías así: Los de derecha roban porque se creen seres superiores a esos giles que no saben hacer billete; y los de la izquierda roban por venganza contra esos opresores infelices cuyo único destino es acumular riqueza.  El único momento de paz entre estos representantes de las ideologías es cuando ambos tienen muchos millones de dólares escondidos y entonces ya todos son iguales en nivel y riqueza.   Siendo que estos mal nacidos usualmente ostentan el poder político de frente o desde atrás, la palabra DEMOCRACIA puede significar lo que sea que las propagandas digan, sean éstas propagandas estatales, de los medios de oposición, de sectores afectados y/o interesados. Como la palabra DIOS papitos, que ha servido para cogerte de los huevos y a base de culpas y miedos obligarte a hacer y pensar de la forma en que los que mandan necesiten.

Así, creo que ahora, luego de miles de años de propaganda, nos queda el instinto. Como decía antes, nosotros podemos sentir lo que es justo, incluso cuando contraviene nuestros intereses. La lucha inicia siempre adentro de cada uno de nosotros.  Muchas veces habrán leído o escuchado que los equipos primero vencen en el camerino antes de saltar a la cancha. Eso es nuestra conciencia. La primera pelea es adentro. Si luego quieren hacerse los cojudos, asunto suyo, pero sabrán (porque la única libertad real nuestra están en el interior de nuestras mentes) que si se están HACIENDO LOS COJUDOS, es porque hay algo que SABEMOS está muy mal.  Debemos reconocer que el peor de los espíritus que nos posee no es el del diablo, sino el espíritu de cuerpo.

Es probable que la mayoría de personas no seamos fanáticos por el poder, ni adictos al dinero al punto retratado arriba, y también es probable que en esta época estemos honestamente confundidos sobre qué mismo es DEMOCRACIA. Será acaso lo que decía Aristóteles, o John Locke (no es, by the way, el pelado de LOST),  o Abraham Lincoln.  ¿Hay una forma de descubrir qué es en efecto la DEMOCRACIA?

Esto puede ayudar: La DEMOCRACIA es la sensación de JUSTICIA que sentimos en los actos que nos rodean.  Si alguien consigue más votos que otro HACIENDO TRAMPA, lo sentiremos injusto y no será DEMOCRACIA, si nos gobierna un presidente demócrata que no es dueño de todos los poderes del estado, pero al mismo tiempo las haciendas se venden “con indios y todo” TAMPOCO es democracia. Si te resientes por los subsidios populares pero consumes gas doméstico y energía eléctrica y gasolina subsidiada sin quejarte, no estás siendo justo ni demócrata. Si cuando el presidente es sereno y los estudiantes cometen actos de vandalismo reclamas para que vayan a la cárcel y cuando el presidente es abusivo y los estudiantes cometen actos de vandalismo reclamas para que no sean sancionados…pues algo falla en tu sensación de justicia y de democracia.  Si sientes la necesidad de JUSTIFICAR un abuso utilizando la historia como pretexto, sabes que no es justicia, sino venganza o desquite, y aunque la historia esté muy cerca de convencerte, una parte tuya sabrá que aquello no es DEMOCRACIA. Si el congreso se tumba un presidente de izquierda y los presidentes de izquierda arman tremendo aquelarre constitucionalista, pero no dicen ni pío (tal vez ya no se puedan usar expresiones de pájaros en el futuro político sin que alguien se ría, caramba) cuando se posesiona como presidente de izquierda al que no le correspondía en el orden de sucesión constitucional, algo en el fondo de tu corazón de gritará que es injusto y por lo mismo antidemocrático. Y así, cientos de ejemplos, desde todas las tendencias ideológicas posibles. Yo se que tú los encontrarás y podrás verte reflejado en varios. 

Gobernar amparado bajo una palabra que se define conceptualmente casi de forma taxativa es imposible amigos. No hay perfección y no puede haber rigidez, porque los humanos somos en esencia bestias egoístas e ingobernables  y además cada país tiene sus propias características. Acaso que los gringos llevan “DEMOCRACIA” donde no la hay! Ellos van donde hay petróleo. Por eso el “sistema” falla donde se lo quiere imponer como una receta. Ni siquiera un tirano dictador puede ser igual en un país que en otro, unas cosas serán idénticas, pero otras tendrán por necesidad que ser distintas.

De ahí que la DEMOCRACIA debe ser flexible pero con un límite evidente: tu sensación de justicia. Instinto que si lo tenemos, a diferentes profundidades, pero ahí está, como la empatía por otras personas y por los animales y los árboles.  Está y lo digo con certeza, porque yo no escribo para hijueputas, esos no la tienen.

Tu sensación de justicia es la democracia. Creo que por ahí va la cosa. A la mierda el diccionario, lee lo que es la DEMOCRACIA en tu BUENA FE. 
EL INSTINTO COMO FORMA DE ENTENDER LO QUE ES LA DEMOCRACIA EL INSTINTO COMO FORMA DE ENTENDER LO QUE ES LA DEMOCRACIA Reviewed by S O S on 11:08 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.