Propongo una cacería

Es verdad que asesinatos como el de Cecil causan reacciones gigantescas (por fin) que parecen más grandes que las reacciones a otros asesinatos. Digo parecen, porque no todos tenemos con exactitud la medida exacta de las reacciones en las distintas partes del mundo. Ahora bien, es posible que  en tus redes sociales (tus contactos y lo que ellos comparten de sus contactos) la reacción a favor de la vida de Cecil sea mayor que cualquier reacción  a favor de la vida, digamos, de un niño de la calle.  Esto ocurre y no se puede negar, esta aparente  "preferencia" es real en algunos espacios y cabe preguntarse las razones.

¿Qué tiene una foca reventada a garrotazos que no tiene un niño muerto por un atentado? ¿Qué tienen una cascada y un bosque primario que no tiene un feto humano? ¿Qué tiene un gato rescatado de una chifa que no tiene un pavo navideño? ¿Qué tiene un asesino violador de niños cuya condena a muerte es repudiada por defensores de la vida que no han pensado en la vida de la niña violada y asesinada? Y así podríamos seguir  hasta que llegue el mejor vino que ofreció el Papa hace una semanas.

Estaríamos frente a una especie de empatía selectiva de nuestros compañeros de especie. Creo que una empatía total que además se manifieste en un activismo y en una forma de vida es prácticamente imposible. Y cabe analizar esa empatía selectiva que nos hace seres angelicales a favor de un oso o de un perro, pero no de una vaca o de un cerdo. Cabe analizar esa empatía selectiva que nos hace feroces luchadores por la vida de un animal  y al mismo tiempo indiferentes frente al hambre de un niño moribundo.  Cabe tratar de entender la espiritualidad religiosa de compasivos creyentes que asisten con alegría a fiestas de origen religioso donde se sacrificará con todo el dolor posible a algún animal indefenso.  

Hace poco en un almuerzo con mis dos mejores amigas (cuyo amor no tiene rival ni comparación hacia mis otras amigas) una de ellas (La Cari) nos contaba de una sangrienta e hiper violenta película que vio en una sala de cine donde murieron de formas aterradoras docenas de adultos, jóvenes y niños.  “Pero lo increíble” –dijo ella- fue que la gente asistente solo se conmovió, gritó y se cubrió la cara como las manos cuando mataban una raposa para ser cocinada. Tanto mi otra mejor amiga (La Mariafer) y yo, nos quedamos mirando hacia la inmensidad de nuestros locros.  Concluimos luego de mucho meditar que “qué bestia”. ¿Será que ya descubrimos en los animales una superioridad de alguna índole? 

Sin embargo, y obviamente, la empatía NO es repudiable por nada del mundo. Aunque sea así, parcial, discriminadora, en apariencia calculada. La empatía es maravillosa, como cualquier otra manifestación de la bondad o del amor.  No creo que podamos nunca ponernos de acuerdo en el orden en que deben ser peleadas las batallas por una mejor humanidad, lo que vale es dar peleas. Y tampoco te convierte en un héroe ni en un intocable el hacer algo por algo o alguien. Ya están diciendo que el degenerado que asesinó a Cecil ha donado un platal por la conservación de África como argumento a su favor. Podría ser un atenuante para su condena, pero donar plata a causas plausibles no te da derecho a matar, me parece. Una empatía no es mejor que otra, creo que trato de decir.

Lo que si es repudiable es esa actitud propia del idiota que busca menospreciar una empatía de un tercero por no ser la misma que siente por otras especies. Esos seres que creen que pueden decirte qué es más inmediato o qué te debe importar más que otra cosa y en el camino tratan de insultarte por lo que prefieres defender. A esos les preguntaría cuál es su orden de las cosas. Sería genial ese ejercicio que sin duda les llevaría a darse cuenta de que alguien ya luchó porque tuvieran agua potable ANTES de que las mujeres no sean apedreadas en otro país. ¿Qué es más importante señores? ¿El agua potable en tu barrio o el fin del fanatismo religioso?  Esta es una pregunta que no merece una respuesta porque no tiene mucho sentido, así como no tiene sentido decirle a otros cómo debería ir su escala de empatías.

Y mucho más repudiable, profundamente  más idiota y ruin,  y clara marca registrada de varios sujetos que lamentablemente tienen acceso al internet (porque alguien pensó que sería bueno el internet en el mundo ANTES de luchar por erradicar a los cojudos inservibles), es esa conducta de criticar la lucha de terceros por -digamos la vida de un león- mientras que no hace absolutamente NADA a favor de nadie.  Seres que no han dado un real por ningún ser humano y se quejan de la pasión de muchos por sus mascotas. Chumbotes que se quejan de los que luchan en contra de las torturas de toros diciendo “ustedes deberían luchar por los niños pobres”, cuando se sabe que jamás lo hicieron ellos.  Seres que  nunca moverán un centímetro de sus cuerpos ni de sus bolsillos a favor de un niño huérfano pero hacen todo lo posible para que parejas del mismo sexo sean impedidas de adoptarlos. Seres que en el fondo no pueden sentir algo gentil a favor de nada o de nadie y te odian y persiguen y tratan de callarte porque tú si.


A esos propongo darles cacería. 
Propongo una cacería Propongo una cacería Reviewed by S O S on 16:20 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.