SI LA NASA FUERA ECUATORIANA


Primero que no se llamaría NASA, se llamaría Ministerio del Bioespacio. El Ministerio del  Bioespacio financiará sus proyectos con el 20% de las ventas del petróleo que se obtengan de la explotación del Yasuní, mediante convenio interinstitucional suscrito por el Viceministro de Finanzas y el Subsecretario de Órbitas.  El primer lanzamiento de un transportador espacial se demoraría mucho más de la cuenta porque tanto Quito, como Guayaquil pelearían por tener su propia estación de lanzamiento. Como hay que quedar bien con todos, el presupuesto de los primeros tres años se invertirá en construir tres bases: en Quito, Guayaquil y en Montecristi.  La de Quito se llamaría Base Espacial Hasta Cuándo Padre Almeida, la de Guayaquil, Estación Sideral Cabo Cañaverales y la de Monstecristi: Ciudad Alfaro II.  Con toda la plata gastada, y en vista del desfinanciamiento del presupuesto aeroespacial se abrirán las puertas a la inversión extranjera de países hermanos para hacer el cohete, advirtiendo con firmeza al mundo que si no nos dan la plata, no soltaremos el cohete nomás. España seguro se cae con unos setecientos euros.
Una vez construidas las tres bases, pasaríamos diez años más esperando el financiamiento chino, ruso, libio, argentino o venezolano. El PHDP Chávez se las arreglará para poner su foto en el cohete, sin poner ni medio dólar de todos los que ofrezca.  Finalmente tendremos un transportador  comprado de segunda mano en la India y que bautizaremos como “Mevoyavolver I”.
Llegará el día del lanzamiento, la misión será aterrizar en algún planeta donde haya algún país que nos quiera prestar algo de plata. Los ecuatorianos estaremos orgullosos de nuestros avances tecnológicos y Mevoyavolver I despegará desde la Pana Sur a la altura de Guamote, porque está más arriba y se ahorrará combustible según expertos. Se probarán los equipos de telecomunicaciones, fijándose como centro de operaciones Ciudad Alfaro III en Montecristi. (Ese centro de operaciones equivale a la oficinota llena de televisiones que tienen los gringos en las películas y que es donde todos aplauden cuando el astronauta héroe salva el mundo y regresa sano y salvo). Todos los medios de comunicación tendrán acceso al evento y a las transmisiones entre la nave y la oficinota. Esta apertura no será un acto  sin precedentes,  en vista de que todos los putos canales y radios ya pertenecerán al Estado.
Cinco minutos después del despegue, luego de milagrosamente esquivar el Chimborazo,  Mevoyavolver I, lanzará su primera comunicación desesperada:
-Capitán: Aló Jiuston, ¡aló Jiuston!
-Jiuston Mendoza: Aquí estamos Mevoyavolver I, ¿qué pasó? ¿qué tal la vista desde ahí?
-Capitán: Jiuston, tenemos un problema.
-Jiuston Mendoza: Reporte su situación.
-Capitán: Puta, estos astronautas que eligió el Patiño no saben un carajo, ya fundieron dos de los tres motores, se han olvidado el mapa, están borrachos, han traído putas y tenemos sobrepeso, nuestro rumbo es actualmente desconocido. Han venido  con una perra que le dicen Laika y que ha estado mordiendo unos cables que botaron chispas...
-Jiuston Mendoza: ¿Puede establecer su localización actual, Mevoyavolver I?
-Capitán: Ni puta idea, Jiuston….
Se interrumpirá la transmisión y Ecuador TV asumirá el control de la información poniendo al aire la película Marcelino Pan y Vino. Twitteros de todo el mundo reportarán haber visto tambaleándose un armatoste amarillo, azul y rojo, y su localización será conocida por el mundo, aunque en EcTV informen cada quince minutos que Mevoyavolver I avanza hacia su destino con rotundo éxito, y adelanta que se enjuiciará al Capitán por haber declarado lo que declaró.
En pocos minutos aparecerá en internet el video filmado por un aficionado de Mevoyavolver I sacándose la madre contra el edificio del FMI.  “Hemos dejado un claro mensaje al Imperialismo”, dirá el vocero del Programa Bioespacial.
Un astronauta que salió con vida aprovechará para, por si acaso, pedir un crédito ahí mismo y se ratificará que la misión fue todo un éxito y de paso no se aceptará crítica alguna en vista de que de todas maneras ningún gobierno anterior invirtió en programa espacial alguno. Saldrán al aire propagandas con el Marciano Sabrosonix y el ufólogo Rodríguez haciendo alarde del triunfo del gobierno sobre la ley de la gravedad. Por supuesto, nadie aceptará ser miembro de la veeduría correspondiente.
Inmediatamente –unos 5  años más tarde- se creará el Museo del Bioespacio, lugar donde se exhibirán unos pedazos del Mevoyavolver I, la foto de la primera piedra en las bases de despegue, un montón de segundas y últimas piedras,  la espada de Alfaro, el collar de Laika y un Bio relleno de fresa. Todo esto financiado por el BID,  el  Juan Carlos Calderón  y el Christian Zurita.
SI LA NASA FUERA ECUATORIANA SI LA NASA FUERA ECUATORIANA Reviewed by S O S on 12:37 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.