Populismo y rating


La política nuestra, que ahora significa simplemente “ganar elecciones”  es usualmente criticada por su populismo de chusma, por su vulgaridad, por su bajo nivel intelectual y paupérrima capacidad de debate. Estas críticas por lo general aparecen en los medios.

A Correa le critican sus sabatinas groseras, sus chistes e insultos de quinta a sus contrarios, sus reflexiones que llaman a la revancha y no a la justicia. Usualmente esas críticas aparecen en los medios de radio y televisión y en la prensa escrita. 

Yo no sé qué tanto le critican si, como se ve,  para los medios lo único que parece importar es el puerco rating, al igual que a Correa o cualquier otro político que busque ganar votos, les interesa una puerca popularidad que se manifieste en las urnas.

En pos de esta popularidad que tantos denostamos, Correa usa subsidios (no todos malos), propaganda agobiante y obra pública (que con el platal que tiene el estado, no es tanto mérito la verdad); y en pos de ese rating , especialmente los canales de televisión, suben al aire programas de chismes de una farándula que da risa, de lágrimas de niños bailarines, novelas de inocentes pueblerinas  que siguen embarazándose del dueño de casa, de mafiosos, que ahora están de moda, o de grotescas caricaturas sociales del Ecuador, que han terminado por acostumbrarnos a nuestra miseria neuronal con chistes de cloaca.  Programas de mierda en definitiva que insultan la inteligencia de todo un país, así como las propagandas gobiernistas insultan la inteligencia de un país.  Propagandas que graciosamente financian esos mismos medios de comunicación.  No se me ocurre un ejemplo de un círculo vicioso que sea más sucio y triste.

¿A quién le sirve saber que la modelito tal se pegó un polvo con el futbolista tal? ¿Es esto un mejor o peor desperdicio de su tiempo que la propaganda del CNE diciendo que su voto está seguro?

Se quejan muchos medios de que la vigencia de Correa vive de sus escándalo y al mismo tiempo son el eco diario de esos escándalos.

Una señorita en busca de fama, finge que se le han robado sus videos íntimos, y la gente la podrá ver en pelotas, la televisión se encargará de anunciar el magno evento.  Unos pocos criticarán su carencia de virtud y el resto la elevará a la condición de diva.  Del gobierno se filtra alguna información “secreta”, los medios harán grandes titulares vendedores, unos pocos criticarán su falta de virtud, y el resto afianzará la marca en sus cerebros. 

Que ningún canal de televisión, estación de radio, ni medio impreso ose volver a criticar la propagandocracia en que vivimos, si al mismo tiempo son su espejo, y dependen de ratings que se nutren de la mediocridad social e intelectual en que buceamos a diario!  ¡A la mierda señores!   ¿Estoy logrando graficar la inconsistencia?  Ojalá.

Esta política de reguetón  que sufrimos a diario, ¿no tiene el mismo origen o receptor que la  información de reguetón que inunda los horarios estelares? ¿No son ustedes medios de comunicación quienes en gran parte  “educan” al votante ideal  de una elección podrida en populismo ignaro? No se quejen luego entonces, NO JODAN.  Son casi peores que el MPD y la UNE de los últimos cuarenta y tantos años.  Resulta otra saeta desconcertante en toda esta confusión de INTENCIONES notar que posiblemente el canal que mejor contenido tiene sea el gobiernista Ecuador TV. 

Ustedes, DEMASIADOS, no son mejores administradores, ni son mejores generadores de productos informativos que un burócrata nuevo rico de poder.  No respetan más la inteligencia ecuatoriana, ni son más responsables con los mensajes que se emiten.

Dependemos del rating porque así podemos vender publicidad para mantener los hogares de nuestros empleados, explican. Si es así, acepten que dependen MÁS de la mediocridad que el mismísimo gobierno, y no vuelvan a criticar esas prácticas.  De lo contrario es incoherente.  Casi desvergonzado.

Reconozcan además que no pueden vivir sin utilizar el escándalo gobiernista como principal producto. ¿Cuántas horas de buen material cultural e intelectual tendrían que producir para sus públicos si es que sacaran del aire un mes al presidente y su ruido permanente?  ¿Realmente quieren que el señor Correa pierda vigencia mediática? Pues hacen todo por tenerlo SIEMPRE en la cresta de la ola.  En el fondo él los debe querer mucho.

Si es así, y quieren tenerlo diariamente de principal producto, háganlo, pero no se ofendan cuando les putea en las cadenas o les persigue a un periodista de esos que sí hacen bien su trabajo. Reconozcan su estado de dependencia y ya. Eso de las mentiras repetidas mil veces que tanto achacan a la propaganda oficial, les está calzando a ustedes también, pues son los que las repiten. Quieren matar un mensaje siendo ustedes mismos los mensajeros.

Muchos saben que la persona a la que le enternece la noticia de que fulanita se puso tetas nuevas, aunque la dueña de las tetas nuevas lo niegue llorando, es aquella que se cree que hay que recuperar la confianza en la justicia como lo dispone la propaganda del Consejo de la Judicatura.  Y ustedes, medios de comunicación estelares y principales,  en lugar de ofrecerle a esa persona un documental de historia en horario pico, lo que harán seguramente es emitir el programa donde la dueña de las tetas nuevas, terminará declarando que solo se hizo un lifting y no una instalación total de siliconas.  Y más tarde, en un horario un poco menos estelar alguien se quejará del gobierno y su “lavado cerebral” aprovechándose de un pueblo mal instruido y pobremente educado.

Qué se me hace que en realidad la mayoría de medios que se dice independientes son felices con el gobierno que tenemos.  Y no les niego el derecho a serlo, ni mucho menos, pero si cabrea que se hagan los sufridos. 
Populismo y rating Populismo y rating Reviewed by S O S on 14:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.