Soluciones para llegar a Tababela


Semanas atrás el alcalde de Quito dijo que tendría que demorar la inauguración del Aeropuerto de Tababela hasta que no se concluya la ampliación de la E35.  Me parece bien porque la E35 viene desde el redondel de Sangolquí donde hay unos pajaritos con unos huevazos, pasa por el Inga, llega a Pifo, curva hacia Tababela y culmina en el Quinche.  Es decir, el alcalde sabe que los usuarios de Sangolquí, Píntag, El Inga, Pifo y el Quinche (desde el otro lado) son los que causarán el tráfico abrumador hacia la pista de aterrizaje. Los usuarios de Quito no vamos casi nunca al aeropuerto, así que por este lado no hay apuro.

No obstante, siempre puede pasar que oscuros intereses de gente que no quiere a la ciudad, decidan llenar de tráfico la vía Interoceánica, entonces lo mejor sería tomar las siguientes opciones de transporte:

1.- Viaje a Mindo. Consígase esas boyas negras grandotas y regrese a Quito. Ya en Quito espere a que llueva mucho en el sur. Entonces el río Machángara se embrutece y usted flotará en sus boyas negras (que harán juego con el agua del río) y podrá bajar hecho un tiro hacia el valle. Tiene que estar atento porque el Machángara muere en el Río San Pedro. Ahí es su parada, salvo que quiera irse a la playa.  Bájese de sus boyas en el San Pedro, suba a la carretera Quito –Guayllabamba, llegue a la famosa E 35. En el Quinche tendrá tiempo para hacerse bendecir y de ahí a Tababela ya es tillos.

2.- Párese en La Casa de la Selección.  Vista de forma adecuada el arnés y despegue en sus alas delta. Apunte hacia la nube de tierra que se forma en el aeropuerto. Este sistema no es del todo eficaz porque los días en los que la selección entrena, solo puede entrar el Rueda. Tampoco funciona si lleva equipaje. Para los casos en que viaje con maletas, primero envíelas en esos buses verdes que viajan soplados inmunes a los radares de los policías, y use la línea Quito-Tumbaco-Tababela -Yaruquí.

3.- Para viajes a cualquier ciudad dentro del país, consiga moza o mozo. Porque los viajes de ida por vuelta en el mismo día serán prácticamente imposibles.  El costo del hotel perjudicará sus finanzas y las de su empresa. Siempre será mejor tener un cuartito dónde arrimarse en las ciudades dónde se trabaja esporádicamente. El sistema funciona. Yo conozco de un obispo guayaco que tiene dónde dormir en Ibarra.
4.- Haga como  Gandalf, consiga una mariposa, pídale que vaya a llamar a cualquiera de las Águilas de las Montañas Nubladas, espere que lleguen (siempre hay el riesgo de que algún granputa las cace creyendo que son cóndores). Si llegan buenazo, hábleles en su idioma y explíqueles el asunto de Tababela. Llegue al aeropuerto y ojalá lo depositen gentilmente cerca de la puerta de ingreso. 
5.- Para cuando no hay boyas, ni alas delta, salga muy temprano de Quito y tome cualquiera de las vías que van al valle. No importa cuál escoja, todas confluyen en Cumbayá.  En Cumbayá prefiera ir por el by pass, porque cruzarse el pueblo es más lento que ir por el redondel de San Patricio. JAMAS, JAMAS!, escoja el camino antiguo entre Cumbayá y Tumbaco, pues llegará a un lugar donde el único puente que hay (una obra grandiosa de cuatro metros de largo) tiene un solo carril que se puede usar según el capricho de un hijueputa semáforo. La experiencia nos enseña que por el momento (próximos 6 años) no será ampliado, así que no vaya por ahí. Llegue al sector de La Primavera. Pase por el club El Nacional (si es hincha pite con cariño, si no es hincha, ignórelos que los manes no representan amenaza alguna para su club).  Sufra como curuchupa cuando le dicen que la Iglesia pactó con Mussolini, durante los siguientes 6 semáforos. Admire el parterre nuevo que construyó la ultra gran alcaldía para reemplazar el parterre antiguo. Odie con toda intensidad al buen pueblo de Tumbaco que nada malo le ha hecho a usted. Consiga dejar atrás La Morita, llegue a El Arenal.  Me río de usted porque ha llegado al puente de el Chiche. Si tiene suerte bajará y subirá en cinco a diez minutos y logrará detenerse en el semáforo de Puembo. Si tuvo mala suerte, y algo pasó, probablemente pase la siguiente media hora de su vida comiéndose una volqueta de mierda.  Aproveche para mirar hacia abajo y a la derecha el puente de piedra original de la vía férrea. Lindo es ese puentecito.   Llegue a la Y de Pifo.  En la Y de Pifo tome la izquierda. Si se va recto hágase el gil y diga a su familia que les quería sorprender con un piscinazo en Papallacta.  Pasando Pifo puede detenerse a descansar en el hostal “In Love” que se anuncia con un letrerito a la vera de la vía.  Acelere que esa es recta y bajada.  No se pase del límite si no quiere ir al cajero, perdón al tarro (por cierto cajeros por ahí, solo en el Quinche).  Siga. Siga. El desvío al pueblo de Tababela no tardará mucho más en aparecer hacia su izquierda.  Llegue al aeropuerto. Si perdió el vuelo será su culpa y también será culpa de los cuarenta años anteriores de alcaldías que no hicieron nada tampoco.

Soluciones para llegar a Tababela Soluciones para llegar a Tababela Reviewed by S O S on 11:28 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.